Ya estamos en Gokulam (2)

Ya antes he mencionado Gokulam sin explicar muy bien lo que es. Gokulam es un barrio de Mysore que se caracteriza, entre otras cosas, por ser infinitamente más tranquilo que el resto de la ciudad. Es un barrio residencial de clase media-alta donde básicamente viven profesionales independientes, empresarios, profesores de universidad etc. Apenas un par de calles céntricas como Gokulam Main Road o First Main Road son las más ajetredas y es donde se ubican la mayor parte de los comercios. El tipo de edificación característico es de 2-3 plantas y la mayoría de las viviendas cuenta con jardín y/o patio. Es en este entorno donde se localizan las 2 escuelas actuales del KPJAYI. La Main Shala donde enseña Sharath y la shala donde enseña su madre Saraswati. Es sorprendente ver la vitalidad de esta mujer enseñando Ashtanga con 75 años. Y sus alumnos están felices con ella.

Prácticamente más del 80% de los alumnos de Sharath y Saraswati vivimos también en Gokulam. Somos nosotros mismos los que nos gestionamos el tema de la vivienda. Casi todos los habitantes de este área con más recursos han habilitado alguna zona de sus viviendas para poder alquilar a los estudiantes de yoga. Estas zonas habilitadas son desde pequeños estudios con una minicocina hasta apartamentos de 3-4 habitaciones, los cuales generalmente se suelen compartir. Hace años era muy habitual vivir en la misma vivienda de la población local pero esto cada vez va siendo más infrecuente. Lo que va proliferando son edificios completos y bastante modernos (para el estándar local) de pequeños apartamentos o cómodas habitaciones con cocinas compartidas. El presupuesto para alojarse en Gokulam suele ser de media entre 150€/mes lo más barato (si compartes casa) a 300 €/mes en estos edificios más modernos que lo más caro que de media suele pagar la gente. Puntualmente puede haber gente que pague 800-1000€/mes en casas impresionantes con grandes terrazas y todas las comodidades. Pero es lo menos habitual.

Para moverse por Gokulam y por el centro de la ciudad lo más útil es alquilarse una scooter. Por 3000 rupees al mes (unos 40€) es relativamente sencillo hacerse con una. Eso sí es muy probable que le falte algún espejo retrovisor, no funcione el contador del depósito de gasolina o que tardes hasta 5 minutos a veces en arrancarla. Conducir en India es toda una experiencia casi nunca antes vivida. No hay apenas semáforos en ningún cruce y las pocas señales de tráfico son obviadas por la mayoría de los conductores. Conducir significa que cualquier tipo de circunstancia imprevista puede surgir en el momento más insospechado. El nivel de concentración y atención debe ser máximo. Es una meditación en sí misma. Todos los bandhas deben estar permanentemente activados. Una experiencia completamente intuitiva. Entender la mirada del resto de conductores en cruces y glorietas es crucial para saber que es lo que van a hacer. No importa lo que suceda detrás o a los lados. Lo que pasa delante es lo vital. No puede haber dudas. Siempre uno tiene que tener claro si debe frenar o continuar acelerando. De cualquier lado puede surgir una vaca, un agujero enorme en la carretera, un rickshaw que maniobra con un giro inesperado y brusco, una pareja de ancianos cruzando con total tranquilidad la carretera con la misma prioridad que el resto de los vehículos. Todo vale. No hay reglas o al menos no están escritas y uno poco a poco las va aprendiendo a base de conducir y observar. Pero detrás de ese caos aparente el tráfico funciona y la gente se mueve.

Otra opción si uno no quiere adentrarse en la aventura de conducir es coger un rickshaw para los trayectos más largos. Pero es infinitamente más caro a final de mes y te restringe bastante la capacidad de movimiento. Lo de caminar o ir en bici también es posible.  Caminar es profundamente incómodo, ya que las aceras aparecen y desaparecen, y hay que caminar por las cunetas lo cual lo hace muy inseguro. Con las bicicletas sucede lo mismo. Yo voy a menudo en bici por el centro de Madrid. No es una actividad muy segura allí pero aquí se convierte en un riesgo tremendo por el que casi nadie opta.

En lo referente al tema de la alimentación hay varias opciones. Para la mayoría de nosotros el desayuno es un ritual diario casi sagrado. Desde la cena del día anterior al desayuno es fácil que pasen 12-14 horas. Por supuesto el desayuno se hace después de la práctica. La práctica es imprescindible hacerla en ayunas pues la digestión es un proceso que demanda gran energía y necesitamos la máxima posible para emplearla durante la práctica. El desayuno sin duda es el gran momento del día para convivir de una manera muy relajada con el resto de la Ashtanga Community. Este tiempo del desayuno se hace sin prisas y suele durar entre 1 y 2 horas. Hay varios sitios regentados por occidentales que ya saben bien lo que nos gusta desayunar a los ashtanguis después de la práctica. Los más conocidos son Santosha Café (mi favorito), Anookhi Garden, Kushi o el Green Hotel (este para días más especiales o de descanso ya que es algo más caro y hay que ir en scooter o rickshaw). Por 3-4 euros los desayunos son riquísimos y de cantidad bastante generosa. Más que desayuno es una especie de brunch ya que la mayoría aquí nos acostumbramos a hacer solo 2 comidas al día lo cual es más que suficiente si se realiza de una manera adecuada para mantener una gran energía de cara a lo demandante que es aquí la práctica. La comida de la tarde suele ser entre las 5 y las 7 y ya generalmente la gente se la prepara en casa (hay bastantes tiendas y supermercados) o se puede ir a algún local indio a cenar por 2-3 euros. Eso sí. No debes poner muchos problemas con el tema del picante. A mi personalmente me encanta la comida india en todo su esplendor. Con el paso de los años me he ido acostumbrando al picante y cuando vuelva a casa lo echaré sin duda de menos. Si se compra verdura para preparar ensaladas en casa hay que lavarla muy bien ya que si no suele ser origen de problemas y visitas al médico. El agua del grifo en teoría es potable. Pero nadie bebe agua del grifo. Como mucho algunos nos lavamos los dientes con el agua del grifo pero hay gente que incluso eso lo hace con agua embotellada. Cuantos menos riesgos mejor. Otro de los servicios habituales es que te suministren garrafas de 20 litros a casa con un dispensador a modo de grifo para que sea cómoda su utilización.

En este mes de marzo nos encontramos en pleno verano en el Sur de India. La temporada veraniega empezó en febrero y terminará en mayo. Temperaturas máximas de 35º y mínimas de 18º (aprox) de noche. Este mes de marzo ya empieza a ser incómodamente caluroso. Abril y mayo son inviables. Son 2 meses seguidos como el durísimo mes de Julio que tuvimos en España el pasado verano. El KPJAYI permanece cerrado. De Junio a Septiembre es la época monzónica con bastantes aguaceros y cortes de electricidad. De octubre a febrero es la mejor época. Calor pero de manera mucho más suave. Para mi febrero fue perfecto. Como un típico mes de junio en Madrid.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s